Hoy charlamos con Nuria Lorenzo

NLHoy tenemos el placer de visitar y entrevistar a Nuria Lorenzo, la autora de Déjame liberarte secreto mío, un libro tan revelador como íntimo y que en menos de un mes ya está estrenando su segunda edición y preparando su salida al exterior.

Nuria, ¿a quién va dirigido “Déjame liberarte, secreto mío” y qué va a descubrir dentro de él?

Déjame liberarte secreto mío es un libro que va dirigido a todo tipo de personas y público, aunque hace especial hincapié en el colectivo de hijos  e hijas adoptados a los que quiero poner voz, desde el respeto de integrar esta parte de vacío existencial en el ser y la fisionomía que nos acompaña de por vida como personas, no como una etiqueta que nos define.

¿Qué le va a aportar y que no va a encontrar entre sus líneas?

libroDesde mi punto de vista y tras la experiencia vivida, en primera persona, desde recién nacida, tengo la intención y el propósito de compartir y aportar el nuevo enfoque que he dejado plasmado en cada página de este libro: ver el ser hijo o hija adoptado como algo que deja de ser condición personal, pasando a destacar la esencia de la persona en y por sí misma, sin juicio alguno del exterior; aludiendo a la pérdida de la parte genética, pero encontrando el equilibrio en la parte adoptiva, puesto que de lo que se trata es de ser felices, de valorarse y quererse sin condición ninguna y de aceptar esta realidad para continuar siempre hacia a delante.

En el libro no van a encontrar culpas, juicios, rechazo, odio, rabia ni ningún sentimiento ni pensamiento negativo, como autocastigo. Es, sencillamente, una lección de fortaleza, quizá más grande que otras, pero en esa elección que la vida realizó por nosotros como hijos e hijas adoptadas, se encuentra la compensación de un crecimiento inmenso en valores, ejemplo para muchos tanto si son de este “colectivo”, como si no pertenecen a él.

¿Por qué ahora, Nuria? ¿Qué se ha detonado dentro de ti para querer lanzar esta noticia al mundo?
 
Buena pregunta… Porque solo el tiempo te va dando las respuestas que no encuentras y que un día, de repente, se presentan solas. Ahora, porque me encuentro en una etapa de la vida donde algo me impulsa a dar todo lo mejor de mí, tras un largo tiempo en el desempleo. Ahora, que parece que mi camino va por las letras y la escritura, tras un largo recorrido de trabajo personal como mujer luchadora, fuerte, capaz de asumir retos, proponerse nuevas metas y no rendirse jamás ni como mujer, ni como madre, ni como amiga sin límites. Tengo la esperanza de empujar y motivar a que las personas del mundo y de mi condición para que se suban a este proyecto y den lo mejor. Porque me apasiona el ser, la psicología y poder ayudar a las personas con nuevas expectativas.

DSC_0128Tuvimos ocasión de estar en la presentación de tu libro, enhorabuena por cierto, lograste emocionarnos a todos; en ella, hablaste de tus padres biológicos en un tono positivo, agradeciéndoles  haberte dado la vida y la oportunidad de celebrarla cada día. ¿Nunca has sentido la necesidad de rebuscar en tu pasado?
 
Muchas gracias, sobre todo viniendo de vosotras, profesionales del Marketing, disciplina de la cual estoy enamorada desde que finalicé mi carrera de  Publicidad. Para mí fue una experiencia increíble, mi primera ponencia ante 50 ó 60 personas, familiares, amigos, profesionales del coaching y donde aporté todas las herramientas que he ido adquiriendo a lo largo de muchos fines de semana aprendiendo. Han sido muchas horas reeducando la mente, conociendo  a personas que consiguen sus sueños, lo que me hizo pensar que yo también podría conseguir los míos. Es una cuestión de actitud y de querer.

Respecto a la otra cuestión, te respondo con sinceridad. Tras los distintos ciclos de vida por los que he pasado como hija adoptada, he pensado y he tenido mis dudas y dolores en cuanto a mis padres biológicos, pero hoy sí puedo decir que estoy recogiendo los frutos de una madurez plena y que he tomado la decisión de quererles, de respetarles, de comprender sus decisiones y de desearles que sean también felices. Ahora, después de 45 años que hoy tengo, remover en ese pasado supondría desarmar más que construir.

En tu caminar a lo largo de esta historia, ¿te has encontrado con casos como el tuyo? ¿Qué os separa y qué os acerca?

Claro que sí. Desde muy pequeña y gracias a que mi madre se hizo experta y líder en los años 60 y 70 en la adopción, he crecido con hijos adoptados de amigos de mis padres, hijos de parientes cercanos adoptados y adoptadas y qué decir de mi historia: somos tres hermanos adoptados y cuatro sobrinos cuya tutela también tuvieron mis padres, cuando mis tíos fallecieron. Mi madre no dejó de pedir niños en sus oraciones y ¡mira lo que le entregó la vida!. Cada uno somos de una forma, de un tamaño, tenemos una personalidad, entre los 3 nos llevamos 3 años de diferencia, yo soy la mayor de mis hermanos, una chica y un chico, españoles todos.

Nos separa el vivir la adopción de diferente manera por el rol que cada uno ha desempeñado; nos acerca la generosidad, la bondad, la verdad, la humildad y la dedicación que en casa se han ocupado tan bien de enseñarnos mis padres adoptivos.

Un proyectazo, Nuria. El libro es un canto a la vida y un agradecimiento eterno a tus padres, “a los de verdad”, como tú les llamas. Cuéntanos, ¿qué te han dado ellos?

ropita

¡Son tantos los motivos como tanto el sentido que hoy tiene homenajear a mis únicos padres, a los de verdad y así, por escrito, en este libro!.., que quizás me quede corta de páginas para definirlos. Me han dado todo para que hoy sea lo que soy: crianza, educación, mi comida, mi vestir, mi vivir, mi alimento, mi techo.., mi familia, mi vínculo y mis sentimientos; la persona, la mujer y la madre que hoy soy y que espero seguir siendo hasta que me marche un día.

Cuidé de mi padre hasta su último minuto y se despidió, en el hospital, en silencio, conmigo y yo a su lado, como si le diese ese descanso eterno su hija la mayor, en la que confiaba siempre, la que representaba para él la responsabilidad, la honradez, el esfuerzo, el tesón y la madurez de cuidar de mis dos hermanos, mi hermana y mi hermano, mi madre e incluso a él.

Mi madre me ha dado su fortaleza, la verdad siempre por delante, la sinceridad de frente y el alma en cada comida, en cada cuidado personal, en cada detalle, en cada atención y la parte de niña que no disfrutó con sus hermanos ya que se ocupó también de cuidar a sus hermanos pequeños en una postguerra desalentadora y cruel.

En tu periplo hasta hoy, ¿qué persona o personas han sido las que más te han marcado en el más positivo de los sentidos?

Mi madre me ha marcado con su intensidad y su esfuerzo sin descanso para cuidar a tres hijos y cuatro sobrinos y sacarlos a todos adelante y por igual. A dar a manos llenas en todos los sentidos.

De mi padre me ha marcado mucho la dulzura, la sencillez como persona, el conformismo y la huida del conflicto, la humildad en el éxito que profesionalmente alcanzó y dejó como ejemplo en el conocidísimo Corte Ingles …y aquí tendría otro libro.

Y por último, ¿quién es Nuria hoy y qué diferencia hay con la niña que fue?

Nuria hoy es una mujer sin miedos, valiente y decidida a comerse el mundo, a superarse en nuevos retos y motivaciones, a dejarse ver, a llevar luz y repartir lo que su corazón contiene.

A contagiar mi fuerza y mi sonrisa allá donde vaya, libremente, sin mi adopción, ahora que la he dejado escrita y en su sitio, a ser mejor madre y encontrar las herramientas o habilidades que no poseo para enseñar a mis hijas a no rendirse, a esforzarse más sin exigencia sino como prueba a sí mismas, de sus propias capacidades, talentos y virtudes, para que escojan con claridad lo que desean ser en un futuro sin olvidar nunca la esencia, el amor, los valores y los detalles y todo lo que me he encargado de inculcarlas desde pequeñas y siempre, sin olvidarse de ayudar y colaborar con los más necesitados.

Acudo a un voluntariado de niñas discapacitadas mentalmente  aquí en Madrid y llevo a mis hijas para que valoren otras posibilidades en la vida y se sientan privilegiadas, a pesar de que son ya excelentes niñas. Esto, no lo digo por ser su madre, me han felicitado por su educación, su saber estar, su amor hacia los niños, los amigos están siempre en mi casa entrando y saliendo e incluso.., creo que me quieren! Jajaja. De niña, mi querida Teresa, conservo lo más bonito: la ternura en gestos, miradas , abrazos, besos y regalos hechos a mano que  hoy recibo de mis hijas, Paula y Andrea.¡ Algo …he debido  de hacer bien!.

QUIERO AGRADECER A ESTE PRECIOSO BLOG PARA UN ROTO UN DESCOSIDO, esta oportunidad de estar con sus lectores y lectoras, el trato recibido, la presencia de Teresa y Claudia,el espacio que me regalan en sus corazones como personas tan transparentes de alma, profesionales, emprendedoras y madres que son.

¡Que envidia me dan con todo lo que están cosiendo y preparando para las redes con tanto amor!
 
Un beso grandísimo, enorme y querido.

Nuria Lorenzo C.
Déjame liberarte secreto mío (editorial Ringo Rango) Mayo 2016

Gracias a ti Nuria, por tu tiempo, dulzura y humanidad. ¡Te auguramos muchos éxitos!, los mereces.., los tendrás.

3 thoughts on “Hoy charlamos con Nuria Lorenzo

  1. Reblogueó esto en El Poder elegir me hace diferentey comentado:
    Que bonito blog, amigas, cualidades y trabajo tan bien elaborado en esta casita he encontrado! Se abren sus puertas y ya no quieres marcharte. Miman y cuidan todo lo que sus manos eligen. No dejeis de seguirlo, compartirlo y si contactais para sus compras , vereis lo que os digo; dulces a mas no poder. Felicidades, amigas mias! Un besote

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s